Los grandes descubrimientos científicos de que son producto???

Cuantas veces ha llegado a tu mente una maravillosa idea?. cuantas veces le has hecho caso y la has llevado a la practica?
Lee el siguiente relato, es uno que siempre me ha gusto y ahoralo comparto contigo.
saludos.
Jaccalbert
¿Los grandes descubrimientos científicos son producto del trabajo arduo, de la personalidad, de la inspiración, de la capacidad de hacer conjeturas inteligentes, o de la pura buena suerte? En todo esto podría existir un patrón, una fórmula de éxito.

En uno de los relatos más extraordinarios de la literatura sobre descubrimientos científicos, Otto Loewi, a los 87 años de edad, describía cómo se le ocurrió la idea de verificar de qué manera se comunican los nervios entre sí y con el organismo en que se alojan. La inspiración le llegó en la forma de un sueño: “En la víspera del Domingo de Pascua (de 1921), me desperté a media noche, encendí la luz y garabateé varias notas en un pedacito de papel, y luego me volví a dormir. A las 8:00 de la mañana me vino a la mente el recuerdo de que en la noche había escrito algo importantísimo, pero me fue imposible descifrar mis garabatos. A la noche siguiente, a las 3:00 de la mdrugada, la idea se me presentó de nuevo: se trataba de cómo hacer un experimento para determinar si la hipótesis que yo había formulado hacía 17 años sobre la transmisión química (del impulso nervioso desde los nervios hasta los órganos correspondientes) era correcta o no. Me levanté de inmediato, fui al laboratorio y realicé un experimento muy sencillo en un corazón de rana siguiendo el método de inspiración nocturna.” En la época en que Loewi tuvo el sueño ya era bien sabido que las señales viajan a lo largo de los aguzados filamentos de los nervios en forma de electricidad; lo que no se sabía era de qué manera los nervios llevaban estos impulsos eléctricos a los músculos, a los órganos y a los otros nervios. En otras palabras, se ignoraba cómo se comunican los nervios con el resto del cuerpo. La mayoría de los biólogos creía que esa comunicación también era eléctrica, y que había diminutas corrientes que se transmitían desde los nervios hasta el músculo cardiaco, o hasta la glándula tiroidea, o hasta la “antena receptora” de los otros nervios. El trasnochado experimento de Loewi no fue sólo sencillo: también fue muy ingenioso. Primero aisló los corazones vivos de dos ranas y al segundo de ellos le quitó todos los nervios. Insertó en los dos corazones un tubo lleno de solución de Ringer –un líquido con la misma concentración salina que el cuerpo, y que permite conservar vivos los órganos aislados– y luego estimuló el nervio vago del primer corazón. Lo que hace el nervio vago es reducir la velocidad de las funciones de los órganos, y el ritmo de palpitación del corazón de la rana disminuyó tal como lo esperaba. Después de unos minutos, Loewi vació la solución de Ringer del primer corazón en el segundo corazón, desprovisto de nervios, y también el ritmo de éste se redujo: sus latidos disminuyeron exactamente igual que si se hubiera estimulado su propio nervio vago. Del mismo modo, cuando Loewi estimuló el nervio “acelerador” del primer corazón y después transfirió su líquido al segundo corazón, este último se aceleró. Estos resultados demostraron de manera contundente que un nervio estimulado libera cierta sustancia química que se encarga de activar los órganos. La transmisión de los impulsos nerviosos a los órganos es, pues, química, no eléctrica. Loewi acababa de descubrir la existencia de los neurotransmisores, como la acetilcolina y adrenalina, y este descubrimiento habría de tener, tiempo más tarde, una profunda influencia en todo lo que va desde nuestro conocimiento de la función del cerebro hasta el tratamiento de las enfermedades neurológicas.
Albert Einstein aplicaba buena cantidad de raciocinio a sus experimentos y tenía sus principios filosóficos, Ernest Rutherford tenía ideas “loquísimas” y extravagantemente intuitivas y la genetista Barbara McClintock podía reconocer patrones en las hojas de la planta del maíz; pero pocos científicos han informado haberse inspirado en un sueño para sus grandes ideas.

 

Acerca de jaccalbert

Consultor SAP
Esta entrada fue publicada en Pasatiempos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los grandes descubrimientos científicos de que son producto???

  1. Connie dijo:

    Chi ti vuole tanto bene come io?

  2. Antonio dijo:

    Hola Jorge!!!
     
          Pues mira que me gustó el texto y a demás te añado que los descubridores de la doble élice del ácido desoxiribonucléico (ADN) también lo hicieron en sueños!😉 y hay muchos compositores y artistas que también se inspiran en sueños (me incluyo jejeje)
     
                                               SaludhioZ Kaósmicos!

  3. paca dijo:

    HOla, es muy interesante pero no puedo leer esas letras, podrías ponerlo más oscuro?
    gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s